Fantasía

Ella había nacido en un mundo de monstruos con cabello verde y cuerpo de gelatina, vivía en una pequeña rama de uno de los árboles de Fantasía. Él era un chico del otro lado de la valla , prohibido acercarse a ella bajo pena de castigo. Fantasía era el lugar perfecto para vivir en armonía con la naturaleza , paz y tranquilidad para siempre; ¿Perfecto? ¿Paz?¿Tranquilidad? Como se nota que no conocéis la historia de Luci y Armando.

Armando se pasaba el día picando piedra en busca de brillantes para el señor Ogro , su nombre le venía al pelo , no tenía un ápice de bondad o compasión con aquellos que trabajaban para él , si querías descansar un minuto se reía de ti mientras te azotaba y obligaba a continuar con el trabajo. Un día nuestro chico se aventuró a guardarse en su bolsillo una de esas piedras , necesitaba salir de allí como fuera o moriría pronto al igual que su padre y hermanos. Con esta idea en mente cada vez que sacaba de la tierra un par de piedras se guardaba una para él y otra la entregaba al señor ogro. Cuando terminó la jornada se palpó el bolsillo de los pantalones rotos y deshilachados; sonrió contento, se escaparía esa misma noche de los barracones.

A media noche, nervioso e ilusionado por la aventura que le espera , salió sigiloso de la litera y con un pequeño macuto que contenía su única muda de recambio no se atrevió a mirar atrás cuando llegó a la puerta. Una noche oscura propicia para sus planes , con el miedo estrangulando su garganta y provocando temblores en sus manos llegó a la valla de Fantasía, lugar de paz y naturaleza verde para vivir tranquilo con lo que te ofreciera el bosque. Una vez a salvo , Armando se permitió respirar por primera vez prácticamente desde que salió de los barracones , recordó a sus compañeros y en ese momento pensó que los había abandonado , pero no podía arriesgarse a que lo pillarán o delatasen . Ahora estaba en un mundo nuevo y lo aprovecharía.

– Hola – susurro una voz dulce a espaldas de nuestro aventurero.

– ¿Quién eres ? – preguntó Armando temeroso de lo que no podía ver-. No dejaba de dar vueltas a su alrededor , pensando que el señor Ogro había mandado a alguien en su busca.

– Me preguntaba que hace un hombre grande y fuerte como tú por este lado de la valla. ¿Te has perdido? – la voz que escuchaba en su cabeza no se hacía visible y él empezaba a marearse de tanto buscar a la persona que le hablaba , en ese momento lo tenía muerto de miedo.

– Busco un lugar donde pasar el resto de mi vida tranquilo y en paz – confeso él.

– Fantasía no es ese lugar para ti – sentenció la voz mientras una liana del árbol bajo el que se encontraba le agarraba de los tobillos y lo colgó en una rama boca abajo.

Un comentario sobre “Fantasía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s